Finca Buena

Descubre

Estimado viajero:  ¡Bienvenidos a nuestra página web!

Esperamos veros pronto personalmente en Finca Buena.

«Finca Buena» se ubica en las montañas del soleado sureste de Tenerife, a 600m sobre el nivel del mar. Situado en medio de la naturaleza, es un lugar maravilloso para dedicarte un poco de tiempo lejos del ajetreo de las ciudades costeras. Desde aquí se disfruta de una amplia vista de la costa y el Océano Atlántico hasta Gran Canaria. 

Vincent, vigilando la costa

Nuestra familia compró el terreno hace unos 20 años y poco a poco lo hizo habitable. La finca se encuentra en una zona poco poblada y cuenta con unas cuatro hectáreas, atravesadas por un pequeño valle. Al diseñar la casa, tomamos como base las estructuras naturales del extenso terreno y creamos algunos alojamientos excepcionales. Algunos de nuestros huéspedes comparan el lugar con un pequeño «pueblo hobbit».

¿Cómo disfrutarías de este tranquilo lugar?

En pocos minutos se puede llegar a las carreteras más importantes de Tenerife: estamos a 2 km de la antigua carretera principal de la isla (carretera general, Icor), a 7 km de la autopista (autopista sur, Las Eras), el aeropuerto del sur (TFS) está a sólo 30 km y Santa Cruz, la capital, se encuentra a 45 km al este.

 

Por la mañana hay inolvidables amaneceres sobre el mar. Por la noche disfrutamos del cielo estrellado, libres de contaminación lumínica. Gozamos de un aire puro y limpio mezclado con el aroma de las plantas nativas. En los días cálidos la piscina nos regala un baño refrescante y una hamaca invita a relajarse y leer. En los días más frescos, las nubes de luz de pluma, que bailan mágicamente en la ladera, crean una atmósfera idílica. Nos encanta la sensación de regresar después de un largo día o un viaje y sumergirnos en el silencio de la finca, cuando sólo se puede escuchar el crujido del viento en las copas de los árboles o el susurro de los lagartos, rara vez un gallo canta o un perro ladra. 

 

¡Bienvenido a «Finca Buena»!

Con un pico de 3.718 m el Teide es la montaña más alta de España y la mayor elevación de las islas del Atlántico.

Tenerife ofrece uno de los mejores cielos del mundo para observar las estrellas (junto con Chile y Hawai)

La temperatura raramente baja de 20°C en la costa, incluso en invierno. Los vientos alisios y el aire refrescante de la Corriente del Golfo determinan el clima.

La isla tiene grandes puntos de surf, adecuados tanto para principiantes como para avanzados. Las mejores condiciones se dan en los meses de invierno.

La isla es vasta y geológicamente muy diversa, la red de carreteras está muy bien desarrollada y rara vez se conduce más de 100 km en una dirección para llegar a un destino.